martes, 4 de junio de 2019

La Constelacion de Orion El Cazador


La Constelación de Orion, el actual  Cazador de Orion




Hoy me quiero centrar en la representación de Orión entre los egipcios.

Lo vamos a ver representado en el pasado en los Cielos de los Egipcios en diferentes contextos.

En la antigüedad egipcia ya se menciona en los Textos de las Pirámides, aparece por primera vez en los llamados relojes diagonales que decoraban algunos ataúdes  de los 17 que han salido a la luz hasta el momento, pero ya aparece también en tumbas y techos posteriores incluido el Zodiaco de Dandara.
Es una de las Constelaciones mejor conocidas del antiguo Egipto.










En la Tumba de Senenmut le vemos sobre una barca, el dios, un hombre  con la cabeza girada hacia la derecha  sujeta un gran cetro con su mano izquierda y el símbolo ‘ nh en su derecha ; es Sah, un dios que equivale a la Constelación de Orion y  es una forma del dios Osiris.








Seguirá.... 


Cuando aparece por primera vez en los Textos de las Pirámides se encuentra ya formalizada toda una escatología compleja estelar y solar.
El Rey desea convertirse en una estrella “imperecedera” o en una gran estrella hijo de Sah y Sopdet , Horus hijo de Osiris e Isis.
Sueña con convertirse en una estrella “incansable” que acompañe al Sol en su viaje tanto diurno como nocturno.



https://es.wikipedia.org/wiki/Ori%C3%B3n_(mitolog%C3%ADa)


 Constelaciones Arabes
al-jabbar / aj-jauza'
الخبار
el gigante / el tirano
Orión


Dentro del Jardín Feliz Al-Riyad Al-Sa’id  nombre verdadero del Palacio de los Leones de la Alhambra,  se encuentra la Sala de Dos Hermanas


Y dentro de esta sala se encuentra la al-Qubba al-kubrà la Cupula Mayor del Jardin Feliz , gran cúpula octogonal de mocárabes que contiene el vocabulario astral, la poesía mural más extensa de las paredes de la Alhambra de 24 versos del poeta Diwan ibn Zamrak 1333-1393;




El poema rodea el interior de la sala, en la cartela b, en sentido contrario a las agujas del reloj, por encima del zócalo de cerámica vidriada a.
Ibn Zamrak fue nombrado Poeta aúlico de la Alhambra por Muhammad V.


El verso 7 dice así en la cartela b:
Orion le tiende la mano para saludarla (a la Cúpula del Cielo, El Jardín Feliz)
y la luna llena se le acerca para conversar





el verso 5:
Cinco Pleyades que lo protegen tiene

y la lánguida brisa en él sublime se vuelve




Con respecto a la mitología de Orión, el Can Mayor y Escorpio ya en la prehistoria, apunta Francisca Martín-Cano Abreu:

LEYENDAS DE ENFRENTAMIENTOS ENTRE SERES ANIMALÍSTICOS, HUMANOS O DIVINOS, COMO MITOS DE CARÁCTER ASTRONÓMICO

En nuestra investigación, nos apoyamos en numerosas fuentes que nos acreditan. Entre ellas las afirmaciones de algunos astrónomos, que nos informan que los extraños mitos que narran enfrentamientos entre seres animalísticos, humanos o Divinos, reflejan situaciones estelares precisas.

. Por ejemplo mantienen que el mito que narra que la Diosa Artemisa mandó 50 perros / "canes" a su paredro Acteón para devorarlo, refleja una situación estelar, a la vez que un fenómeno coincidente: la canícula que abrasa y mata (a la vegetación y los frutos que se agostan, a las personas o animales con enfermedades,...).

Y refleja la situación estelar que aparecía antes del amanecer del 21 de junio arcaico del año 3300 adne (Mapa 1), cuando se producía el orto de la estrella Sirio "La Abrasadora" de la constelación Can Mayor / Canícula, personificada por la Diosa Artemisa y anunciaba la llegada del fenómeno coincidente (bautizados por tanto con nombres que aluden de forma metafórica al fenómeno, cuando ocurría tal hecho en el año 3300 adne): la "canícula" / los "días perros" / los 50 días caniculares (canes de Artemisa) / días tras el solsticio de verano en que aparecía el calor "abrasivo", causa de que la vegetación y otros elementos de la Naturaleza se marchitasen y viniesen las enfermedades "cancerosas" propias del verano [según resumen de la Enciclopedia U., Espasa, Tomo 43 (1988, 1066), del astrónomo Joachim Herrmann (1986, 148), de Hipócrates, Rutherford,...].

Y afirman los enciclopedistas más adelante (1988, 1067) "El nombre canis de la constelación fué (sic) el origen de la voz canícula para designar los ardores del verano." Y coincidente con la destrucción de la vegetación y los frutos / la muerte de Acteón (personificación de la vegetación), que se abrasaba con la llegada del calor, confirmada por los enciclopedistas del Tomo 2 (1988, 511) cuando manifiestan: "Es probable que Acteón representara en la mitología el emblema de la naturaleza marchita en la época canicular, y los 50 perros los cincuenta días de la canícula."

Mapa 1.


Situación estelar del 21 de junio arcaico, cuando se producía antes del amanecer, la aparición de la estrella Sirio de Can Mayor, coincidiendo con la llegada del fenómeno de la canícula, concretizado en la metáfora mítica de los canes de Artemisa matan a Acteón

De manera que, de acuerdo con los prestigiosos astrónomos, el mito de Acteón refleja:

- Un día del calendario arcaico: el 21 de junio.

- Una precisa situación estelar: cuando se producía la salida heliaca de la estrella Abrasadora / Sirio de la constelación Can Mayor (hoy tal situación se produce el amanecer del 5 de septiembre, con 75 días de desfase respecto al evento estelar cuando fue fijado hace 5.300 años).

- También un fenómeno atmosférico: el calor / canícula.

- Asimismo anunciaba (de forma secreta y metafórica) o recomendaba un proceso agrícola: la pronta recogida de vegetales y frutos antes de que se agostase con los calores / antes de que se muriese (Acteón).

- A la vez el mito estaría señalando ciertos ritos a practicar en el día de fiesta del solsticio de verano, que anunciaba la llegada de los calores y de los vientos caniculares (abrasivos), con la finalidad de aplacar a la Divinidad (Artemisa) que se creía enviaba tales fenómenos.

O sea que el mito de muerte de héroe Acteón a causa de unos perros, está sugiriendo o previniendo a las personas iniciadas en la doctrina mistérica que lo sabían interpretar: "si quieres evitar la muerte de la vegetación y los frutos, estate prevenida. Cuando veas que los perros celestes se comen a Acteón, o sea cuando aparece el calor canicular, coincidente con el orto de la constelación Can Mayor / Canícula y tras el orto de Orión, acumula vegetales y frutos antes de que sean devorados por la canícula abrasadora y realiza ciertos ritos sagrados para aplacar los fenómenos".

También: "Si quieres evitar la muerte a causa de ciertas enfermedades coincidentes con la venida de la estación calurosa, con la canícula (50 días perros), estate prevenida. Cuando veas que los perros celestes se comen a Acteón, o sea cuando aparece la constelación Can Mayor / Canícula en cierto momento del año, coincidente con el tiempo en que viene el calor, realiza ciertos ritos higiénicos sagrados, para aplacar los fenómenos maléficos".

Pero no es exclusiva la relación de este mito con la astronomía. Otros astrónomos también afirman que otros mitos de muerte de héroes, a causa de la "exterminadora" Diosa Artemisa, también reflejan determinada posición astronómica.

. Así, el extraño mito de la Diosa Artemisa que envió un escorpión a su paredro Orión para matarlo, también es interpretado como una situación estelar: aquella en la que aparecen enfrentadas las constelaciones de Escorpio a la de Orión sobre el horizonte en determinado atardecer de un día del calendario (a las que están asociadas con metáfora semántica: el escorpión a constelación Escorpio y el héroe Orión a la constelación epónima). En palabras de los astrónomos Ridpath y Tirion (1986, 190): "En una leyenda el jactancioso Orión es picado por un escorpión que le produce la muerte, y ahora se sitúa en el firmamento de modo que desaparece en tanto emerge la constelación Scorpius."

 Mapa 2

 


 

Situación estelar cuando se producía el ocaso de la cons. Orión coincidiendo con aparición de Escorpio concretizado en la metáfora mítica del escorpión de Artemisa que pica y mata a Orión

[Hemos de aclarar que a pesar de que el mito de la Diosa Artemisa y de Acteón, coincidentes con la llegada del fenómeno de los calores caniculares, sea recogido por fuentes del Ier milenio adne, el hecho es que su fundamento astronómico, y por tanto su invento, tuvo que haberse producido en el año 3300 adne, ya que sólo entonces el fenómeno de la canícula, estaba asociada al orto matutino de la constelación Canícula y de la estrella Sirio.

Desde entonces, no existe simultaneidad para tales eventos, ya que ocurren en fechas diferentes. Como afirma el astrónomo Joachim Herrmann (1986, 148) la estrella Sirio de la constelación Can Mayor / Canícula había dejado de coincidir con los días más calurosos en el siglo XX: " actualmente reaparece Sirio en el cielo matutino a principios de septiembre". Es decir, con un desfase de 75 días (tiempo transcurrido del 21 de junio al 5 de septiembre).Y sólo volverán a coincidir el 21 de junio de 25.770 años después.

Conocido el período de la precesión de 25.770 años, tiempo en que el desfase entre ambos eventos será de 365 días, es decir coincidirán. Y dado que para el hecho de la reaparición de Sirio el 21 de junio de hace miles de años y el de hoy 5 de septiembre, hay un desfase de 75 días, deducimos, haciendo una regla de tres: que si para 25.770 años hay un desfase de 365 días, para un desfase de 75 días han transcurrido: 25.770 X 75 / 365 = 5.295 años, redondeando, 5.300 años. O sea que tales eventos coincidieron en el año 3300 adne y volverán a coincidir el año 20470 (25.770 &endash; 5.300)].

A continuación también mostramos obras de arte y ritos del Ier milenio adne, que desciframos como representaciones metafóricas que reflejan fenómenos y constelaciones asociadas, en los que las perras son símbolos del calor abrasivo y los seres devorados símbolos de la vegetación que es devorada por el calor canicular. Y que codifican eventos ocurridos 2.500 años antes.

Esto pondría de manifiesto que parte del conocimiento de esos mitos y ritos, que fueron "fijados" en el año 3300 adne, han sido "heredados" por diversas personas varios miles de años después. Y ese saber los han reflejado en obras de arte y han seguido realizando rituales en el solsticio de verano, con la finalidad de pedir "mágicamente", protección contra las consecuencias maléficas de ese fenómeno climático. Por lo que si seguían codificando estos fenómenos, asociados a esas constelaciones, pondrían de manifiesto su desconocimiento del fundamento astronómico, ya que en su momento histórico, ya no eran sincrónicos el fenómeno meteorológico de la canícula con el orto de la constelación Canícula, en el solsticio de verano. Por ejemplo en el siglo VII adne, el orto de la constelación de la Canícula se producía el 30 de julio, es decir que se presentaba 38 días después respecto de la aparición del fenómeno de la canícula, que tendría lugar en el solsticio de verano, el 21 de junio.)

Así que este mito también tiene una explicación astronómica y refleja:

- Un día de fiesta arcaico: en este caso el 14 de febrero (cuando se iba al ocaso la constelación Orión, con 75 días de desfase respecto al evento estelar cuando fue fijado hace 5.300 años, hoy tal evento tiene lugar el 1 de mayo).

- Una precisa situación estelar: cuando se producía orto crepuscular de la constelación Escorpio y el ocaso de Orión (hoy tal hecho astronómico se produce el 1 de mayo).

- Un fenómeno maléfico o benéfico para la vegetación (que no nos lo dice el mito, pero que sería obvio para quien estaba en posesión de la doctrina mistérica, posiblemente la lluvia fecundadora).

- Asimismo anunciaba un proceso agrícola: la siembra, enterramiento y muerte de la semilla para que el grano, tras morir, renaciese como vegetación. Da una descripción aclaratoria Bernabé (1987, 42) cuando afirma: "... un dios muerto desmembrado y resucitado (aspecto que se aviene con la «muerte» de la espiga, la siembra y el brote de la nueva espiga, en el caso de los dioses del grano),...".

[En este mito la Divinidad del grano se identifica con el héroe Orión, en otras mitologías de religiones agrícolas, con los héroes y heroínas que también morían: Adonis, Aranrhod, Ariadna, Atis, Auxesia, Baal, Basa Grande, Cora, Diarmaid, Dumuzi, Dusura, Eshmund, Ferefata, Gugalanna, Hipólito, Idunna, Ixquic, Lohiau, Lugna, Lúufri, Melqart, Melcario, Misa, Nigola, Onatag, Pelles, Perséfona, Proserpina, Pwyll, Robigo, Rod, Sabacio, Samdón, Shamín, Sita, Tammuz, Virbius, Xaratanga, (Cristo),..].

A la vez el mito estaría señalando ciertos ritos a practicar, en el día de fiesta de la siembra antes de la primavera, para conseguir que la Divinidad [Artemisa o las similares de otros panteones: Afrodita, Alilat, Anahita, Asera, Astarté, Asthoret, Astronoe, Baalat, Baaltis, Belona, Bendis, Ceres, Cibeles, Cotito, Cuerauápari, Damia, Dana, Demeter, Dictina, Freia, Grania, Hi'íaka , Inanna, Ishtar, Isis, Ixmucana, Krumina, Lusia, Ma, Mari, Milita, Prithivi, Rhiannon, Tailtiu, Tanit, Venus, (Virgen María)] enviase los fenómenos relacionados con la siembra de la semilla y la agricultura.

O sea, que el mito de muerte de Orión, está previniendo a las personas iniciadas en la doctrina mistérica que lo sabían interpretar: "si ves al escorpión surgiendo para picar a Orión (orto vespertino de Escorpio coincide con ocaso de Orión), prepárate a sembrar porque es el momento adecuado en que va a coincidir con las lluvias favorables para que la semilla germine en la primavera y realiza ciertos ritos para asegurarlo".

Así que tanto el mito de Acteón como el de Orión, que narran sus respectivas muertes a manos de "animales" de Artemisa, Diosa de la Caza, están reflejando posiciones de constelaciones "animalísticas" justo el inicio y hacia el final del proceso agrícola de la primera época agrícola: de siembra antes de la primavera (muerte de semilla antes de la resurrección de la vegetación) hasta la abrasión de la vegetación en verano (muerte de la vegetación y de los frutos).

Wikipedia:Precesion

Tanto la Tierra en 365 días (año común) como el Punto equinoccial en 25.776 años (año precesional) recorren la misma cantidad de kilómetros: los de la órbita terrestre, y por tanto el mismo espacio. Racional y linealmente es lógico ver 25 776 años como "mucho más tiempo" que la duración de 1 año y que la duración de una vida humana, pero al recorrer el Punto equinoccial el mismo espacio que la Tierra, se trata de un periodo proporcional a 1 año, y también en este sentido se trata de otra dimensión del tiempo de la Tierra y por tanto asimilable por una conciencia temporal dimensional. Aun así, al ciclo o año precesional podemos percibirlo de la misma forma familiar con la que percibimos el año común, dividido en 365 días. Así, el año precesional es divisible en 365 partes de 70.6 años, lo cual sería el periodo de 1 día precesional, que dura un año menos que el tiempo que tarda el punto equinoccial en preceder 1 grado entre los 360 del círculo.

Vemos años enteros 25.920 Año platónico

------------------------------------------

 

Somos hijos de las estrellas, somos masa estelar, somos polvo de estrellas, es absurdo no querer verlo, no aceptar que estamos siendo constantemente bombardeados por polvo estelar, más allá del Sol.
Los ladrillos  de la vida fueron formados lejos , muy lejos de la Tierra.  
Solamente el hidrógeno y el helio se formaron en el Big Bang.
Después las estrellas conformaron el carbono, el nitrógeno y el oxígeno que salieron de nebulosas y se expandieron por el universo.
Estrellas de alta masa se transmutaron en hierro y expandieron el silicio, el calcio y hierro con cantidades mas pequeñas de uranio y esa nebulosa solar conformó los soles  y sus planetas.
Nuestro calcio, el que conforma nuestros huesos, viene de alguna estrella de Orion.
Con oxígeno, silicio, aluminio, hierro, calcio, sodio, magnesio y potasio en orden decreciente se formaron todas las plantas y los animales de la tierra .
Todos los átomos del Universo y de nuestro cuerpo fueron formados muy lejos de la tierra en las nebulosas de estrellas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario